Castellano
Mar
13

El Herraje y la Crisis

Author LUPA    Category Herraje

MUSTAD05Hace unos años la empresa Mustad, multinacional fabricante de herraduras y clavos, realizó un estudio basado en entrevistas a criadores, propietarios y sobre todo jinetes, buscando la mejor manera de dar a conocer sus productos, los avances técnicos y, sobre todo, intentando identificar quien tenía la decisión de compra respecto a herraduras, clavos y otro material de herraje en el mundo de la hípica.

Conocían el industrializado mundo de las carreras de caballos donde existe la figura del entrenador, sobre quien recae mayormente la toma de decisiones de todo aquello que afecta a la vida y entrenamiento de los caballos : aconsejan a los propietarios sobre qué animales adquirir y por supuesto deciden sobre todo lo que les afecta : alimentación, veterinario, tratamientos, herraje, sistema de entrenamiento, montas, participación en carreras…

MUSTAD02Tras analizar las entrevistas, observaron que en el caballo de deporte y también en el de ocio o exhibición, era diferente : la responsabilidad en la toma de decisiones en éste caso corría mayormente a cargo del jinete. Encontraron que los jinetes, en general, se interesaban por aprender y se iban tecnificando, de forma que mostraban preocupación y tenían bastantes conocimientos sobre métodos de entrenamiento, hierros, protecciones, alimentación… pero, prácticamente ninguno tenía conocimientos de herraje. Sabían poco sobre los enormes avances y nuevos productos que la industria ha lanzado al mercado en pocos años para solución de problemas concretos y usuales ; muy pocos conocían siquiera el nombre de dos distintas marcas de herraduras ni de clavos, en definitiva, no prestaban atención a este aspecto de la vida de sus animales pese a que todos conocían el dicho : “sin cascos, no hay caballo.”

Quedó patente en dicho estudio que la decisión del herraje quedaba casi exclusivamente en manos del herrador y por tanto que la salud del aparato locomotor y el rendimiento de los caballos dependía enormemente de su cualificación profesional, grado de tecnificación y buen hacer. Como en otras muchas cosas, nos fijamos más en lo accesorio y en lo que está de moda, que en lo básico, cuando lo básico es lo trascendente. El cuidado correcto del casco tiene suma importancia. Las cojeras de las extremidades son la primera causa de incapacidad del caballo.

DSCN0415Los caballos se hierran por varias razones : para aumentar la tracción de los pies, proteger los cascos de un desgaste superior a la rapidez de crecimiento, modificar la acción de los pies… El herraje se considera un mal necesario, porque modifica la función fisiológica y los clavos atraviesan y rompen fibras corneas, por eso el herrador debe tener conocimientos de la anatomía y fisiología del caballo, además de destreza natural. Herrar no es una tarea simple que pueda aprenderse durante un corto periodo de aprendizaje. Precisa de formación amplia, experiencia y reciclaje. Debe ver andar y trotar al animal antes de herrarlo para ver sus movimientos, por si fuera preciso un herraje ortopédico, o simplemente porque cada caballo tiene su herraje, con herraduras de su talla que el profesional debe ajustar para que se acomoden a cada casco.

En caballos adultos y en salud, la pared del casco crece entre 6 y 12mm al mes dependiendo de su alimentación y otros factores, por lo que los cascos deberán ser objeto de arreglo aproximadamente cada 5-7 semanas. El recorte de los cascos puede ser más frecuente si crecieran anormalmente rápido (como después de un proceso de infosura) o si dicho crecimiento no fuera uniforme. Los caballos que gastan la pared de forma desigual suelen padecer defectos en los aplomos y la falta de uniformidad, acentúa la conformación defectuosa.

¿ Qué tiene todo esto que ver con la crisis ? Pues bastante, porque en épocas de crisis los responsables de los caballos tienden a “alargar” el período de herrado, lo que es un riesgo, y se discute mucho el costo del herraje. El herrador, por otra parte tiene que vivir de su profesión y puede tender a utilizar materiales de peor calidad. Herraduras y clavos de peor calidad significan mayor desgaste, menor duración y, más gasto.

escanear0012Como en todos los ámbitos de la vida en las herraduras y clavos existen marcas acreditadas, marcas de menor fuste y marcas “blancas” de procedencia asiática. Las herraduras Kerckhaert, una empresa fundada en 1.906, con una considerable inversión en investigación y desarrollo de nuevas líneas de herraduras de hierro y aluminio, infinidad de modelos distintos que comercializa por el mundo entero, los clavos para herrar Maddox y otras marcas acreditadas como Mustad, Vettec, Ollöv, Colleoni… ofrecen al jinete y propietario una garantía que deberían acostumbrarse a exigir, sobre todo porque su caballo estará mejor y, también, porque lo están pagando.



Escribir comentario



Lupa Ibérica en la red

Lupa Ibérica en YouTube

Categorías