Castellano
Dec
19

La Selección de la Cama

Author Fernando Zuleta    Category Artículos Técnicos

En momentos de crisis económica  todo se pone en cuestión y se revisan aquellos gastos diarios que suponen una verdadera cruz para la explotación del centro o yeguada. Recordar  unos principios generales que no nos hagan perder el norte, parece oportuno.

La cama usada para los caballos deberá tener las siguientes características generales : ser mullida , absorber la orina, carecer de polvo, ser de fácil acopio, económica y fácil de manipular. Todo el suelo deberá estar cubierto con una gruesa capa y acumularse a los lados, puesto que el suelo descubierto pierde calor y enfría el box. Un lecho completo es confortable, impide el paso de corrientes de aire y mantiene caliente al animal.

La arena, que algunos se empeñan en defender como “de toda la vida” es una cama de muy mala calidad. Absorbe poca orina, es un foco infeccioso y de olores y los caballos que toman el heno del suelo pueden padecer cólicos por consumo de arena. Además su manejo es muy fatigoso.

Hay una extensa gama de materiales con los que hacer una cama adecuada, pero los de uso más corriente son las pajas de cebada y avena y las virutas de madera. Debe evitarse el riesgo de que resulten nocivos y tener en cuenta que los caballos son alérgicos al polvo y reaccionan mal a materiales finos como el serrín.

La paja ha sido la cama por excelencia durante años, es de fácil acopio, abrigada en invierno, nutre de fibra a los caballos que la ingieren (deben estar acostumbrados) y sólo tiene el inconveniente de su almacenaje y manipulación, ya que cada vez las pacas se hacen de tamaño más “industrial”. La paja idónea es la cortada larga, porque tiene mucho menos polvo, a pesar de que la troceada tenga más capacidad de absorción de líquidos. Si la paja es larga, el personal de cuadra puede separar rápida y fácilmente la sucia de la limpia y así habrá menos paja que reponer finalmente.

Muchos prefieren las virutas de madera. Estas deben estar exentas de serrín para evitar problemas respiratorios. Las virutas de maderas blandas tienen mayor capacidad de absorción y no sirve cualquier viruta, porque las hay claramente tóxicas. La viruta para las camas no deja de ser un subproducto y las mejores suelen proceder del procedimiento de cepillado de la fabricación de muebles de madera blanca. Suelen venir en balas de plástico y eso aporta la ventaja del un más fácil almacenaje y traslado a concursos, ferias o eventos.

Las vainas de arroz y de cacahuete son una cama muy cómoda, pero no absorben prácticamente líquidos, por lo que la cuadra se satura rápidamente de orín.

La elección del material corresponderá a cada quien. Desde luego, la habitabilidad y comodidad del box aumenta enormemente si bajo la cama se utiliza un suelo de caucho diseñado para éste menester ya que aporta aislamiento, seguridad, comodidad y ahorro.

Finalmente, para los menos entendidos, un apunte sobre como “hacer las camas”.  Existen tres rutinas o tareas distintas a la hora de limpiar el box :

-Limpieza rápida : simplemente se quita el estiércol y las partes más húmedas. En inglés, se denomina “skiping out”. Su nombre procede de “skip” contenedor o espuerta para estiércol.

-Limpieza para la noche : en inglés se usa el término “setting fair”, que significa acomodar confortablemente al caballo para pasar la noche. Se limpia la cama retirando el estiércol visible que se depositará en una carretilla y con el horquillo amontonaremos toda la cama limpia de media cuadra en la otra mitad. El estiércol que no se haya visto con anterioridad o capas aún húmedas, aparecerán ahora y podrán ser retirados. Es importante mover la cama para que se airee. Además de retirar todo lo húmedo se realizarán algunas tareas más, como revisar comedero y bebedero y examinar los cascos del caballo.

-Limpieza general : Implica renovar la cama totalmente realizando una tarea completa de limpieza, incluso desinfectando el piso. Utilizando el horquillo se agita la cama limpia y se esparce uniformemente sobre el piso con una profundidad no inferior a la longitud de las púas, haciendo pilas más altas junto a las paredes  comprimiéndola con ayuda del revés de la herramienta para que no se caiga. Es óptimo sacar el caballo del box para realizar todas estas operaciones y no olvidar, tras extender la nueva cama, esperar un poco a que el polvo se deposite y limpiar comedero y bebedero renovando el agua.



Escribir comentario



Lupa Ibérica en la red

Lupa Ibérica en YouTube

Categorías