Castellano
Jun
26

LAS VENTANAS DE LAS CUADRAS

Recibimos muchas preguntas al respecto de las ventanas : qué tipo de ventana es el mejor para caballos, como colocarlas, sentido de apertura…

A primera vista una ventana podría parecer un material constructivo sin complicaciones y fácil de escoger pero, una ventana no es sólo un elemento que deja entrar la luz solar y que da vistas a una habitación, puede servir a diferentes necesidades como :  proporcionar un punto focal arquitectónico, permitir la ventilación o, servir de salida de emergencia. Según el uso a que se destina, las ventanas se fabrican en una amplia gama de diseños, tamaños y sistema de apertura.

En lo tocante al modo de funcionamiento podemos distinguir entre : ventanas correderas (se desplazan horizontalmente); abatibles o practicables (también llamadas giratorias o batientes, la más usual. Gran luminosidad y excelente ventilación, ya que se puede abrir totalmente); oscilo batientes (dos aperturas, batiente para airear y oscilante para abrir completamente) ; de celosía o salomónicas (apertura por tramos de lamas, regulando la entrada del aire) ; pivotantes o basculantes(abren oscilando sobre un eje horizontal o vertical situado en el centro del marco) ; proyectables o proyectadas (típica de oficina, con bisagras en la parte superior, abren hacia el exterior desde la base, dejando que el aire circule y manteniendo una barrera protectora frente a la lluvia); de guillotina

Para empezar diremos que las ventanas de una cuadra pueden ser de cristal o material traslúcido, pero también de materiales opacos como madera o plástico y, respecto a los sistemas de apertura, solo recomendamos las correderas, abatibles, oscilo-batientes y de celosía.

El segundo consejo que podemos dar es que las ventanas de una cuadra, sobre todo si el animal puede sacar la cabeza para airearse y entretenerse, es que estén fabricadas para caballos. Los caballos maltratan mucho las instalaciones y por ello los marcos y materiales de las mismas deben ser resistentes y seguros; adecuados a los rápidos movimientos y cambios de humor de los caballos.

El tercer consejo práctico es que las ventanas deberán situarse siempre a una altura no inferior a 1,20ms del suelo interior de la cuadra, mejor 1,30ms; deberán ser correderas o abrir siempre hacia fuera y dispondrán de algún tipo de reja, para proteger al caballo de los cristales, incluso si estos fueran de seguridad.

Es interesante verificar que las ventanas puedan abrirse tanto desde dentro como desde fuera del box porque, en naves o cuadras grandes, facilita mucho el trabajo. También que vayan provistas de ganchos o imanes para, una vez abiertas, mantenerlas pegadas a la pared sin que el viento las pueda cerrar violentamente con el riesgo de asustar al caballo o que se dañen.

Con frecuencia observamos naves o boxes exteriores de obra, con ventanas de bisagra en la parte inferior, que abren proyectándose hacia dentro de la cuadra. Están concebidas para que desvíen el aire hacia arriba y evitar las corrientes directas. Este tipo de ventanas deben situarse siempre por encima de los caballos, como mínimo a 2,4ms sobre el nivel del suelo del box.

En LUPA disponemos de un amplio elenco de ventanas para cuadras de diferentes precios que puede consultar en www.lupaiberica.com



Escribir comentario



Lupa Ibérica en la red

Lupa Ibérica en YouTube

Categorías