Castellano
Jul
24

T.R.E.C.: una disciplina para el P.R.E.

Author LUPA    Category Cría, Firmas, Hípica

Roberto Martín Reyes

Vocal de T.R.E.C de la FHEx.

Juez autonómico de T.R.E.C

Medalla de Plata en el Campeonato de Extremadura 2012.

Cuando hablamos de Técnicas de Rutas Ecuestres de Competición (T.R.E.C), hablamos de la parte deportiva del turismo ecuestre. Disciplina en la que la  complicidad con el caballo y la técnica van unidas de la mano y en la que por sus características el caballo Pura Raza Español encaja a la perfección.

Las Técnicas de Rutas Ecuestres de Competición (T.R.E.C) encuentran su origen en el “Competitive Trail Ride” (C.T.R) de los EE.UU. Pero es en Francia, en el año 1975, cuando debido a la rutina en las épocas de poco trabajo para los guías ecuestres y buscando un aliciente para los aficionados al turismo a caballo, donde Dominique Romande, instructor de guías ecuestres, decide crear una competición abierta a profesionales y aficionados de las rutas a caballo. Pese a crear controversia en un principio entre algunos guías ecuestres, la idea fue tomando forma hasta que en 1980 en Fontainebleau se reúnen por primera vez los 18 mejores caballos seleccionados en los concursos regionales. Desarrollaron tres pruebas: una carrera de resistencia de 50 Km., una serie de obstáculos naturales habituales en sus rutas y una prueba de la calidad de los aires.

En 1985, la apuesta de la Asociación Nacional de Turismo Ecuestre (A.N.T.E) en su empeño por hacer crecer la disciplina obtiene muy buenos resultados, recibiendo de Jean-Francois Chary, Presidente de la Federación Francesa de Equitación, la autorización para otorgar el titulo de Campeón de Francia. En Noviembre del mismo año, se llevó a cabo el primer Campeonato de Francia denominándose “Cavalier de Randonneé á Allan dans la Drôme“. Hervé Delambre, actual presidente de la Federación Internacional de Turismo Ecuestre (F.I.T.E), pensando en difundir este deporte por todo el mundo, propuso la posibilidad de cambiar el nombre por el del acrónimo T.R.E.C ., siglas que reúnen todas las características de la disciplina.

Durante años, dentro de las Federaciones Hípicas no cabían las actividades relacionadas con el turismo ecuestre y esto queda claramente reflejado en la particular anécdota del jinete francés experto en viajes a caballo, Émile Brager, cuando tras un viaje de cuatro años y 25.000 kilómetros, por un lado, recibió personalmente del Presidente de la República de Francia la medalla a la Legión de Honor y, por otro, de la Federación Francesa de Equitación, su indiferencia. Hoy en día esto ha cambiado y son cada vez más las federaciones que incluyen vocalías de T.R.E.C  para promocionar una disciplina que gana adeptos día a día y en la que el caballo Pura Raza Español por su calidad y funcionalidad, tiene mucho que decir como caballo de deporte.

El Campeonato del Mundo de T.R.E.C. llegó a España en el año 2002, realizándose en el Parque Nacional de Doñana. El equipo Francés se proclamó campeón por su gran experiencia en la materia. A día de hoy, la trayectoria de la disciplina en nuestro país cuenta con aficionados en casi todas las Federaciones Autonómicas siendo la Catalana, Navarra y Andaluza las que más éxitos han cosechado en el último Campeonato de España.

Cuando me propusieron escribir este artículo para la revista P.R.E Extremadura, me pareció una idea estupenda ya que siempre he pensado que si hay un caballo que reúne unas condiciones idóneas para la práctica de esta actividad es indudablemente el P.R.E. Su buen carácter, la facilidad para la reunión, la nobleza y buena cabeza son cualidades que van unidas a esta raza, al tiempo que necesarias para realizar un buen concurso de T.R.E.C.

Un T.R.E.C se divide básicamente en tres pruebas. Y el ganador será el que obtenga la máxima puntuación del total de las tres.

- Prueba de Orientación y Regularidad (P.O.R.), 240 Ptos.

- Prueba de Maestría de Aires (P.A.R.), 60 Ptos.

- Prueba de Terreno Variado (P.T.V.), 160 Ptos.

Para el primer nivel de competición TREC* (TREC de una estrella), se añade una cuarta prueba denominada “Presentación del Binomio”. En ésta, el jinete debe presentar su caballo a los jueces explicando verbalmente el porqué de su elección de arreos, embocadura, etc. pudiendo obtener una puntuación máxima de 20 Ptos. Los niveles de competición van desde el nivel de Promoción (iniciación) hasta las pruebas de cuatro estrellas, categoría que permite participar en el Campeonato de España.

PRUEBA DE ORIENTACIÓN Y REGULARIDAD (P.O.R)

Entre las muchas virtudes que posee el caballo de Pura Raza Español, la más apreciada por los jinetes que nos aventuramos a salir al campo, es su excelente carácter, que unido a una alzada ideal, hacen del P.R.E el mejor compañero para la práctica del Turismo Ecuestre y T.R.E.C.

Imaginemos que somos un guía ecuestre o un aficionado a los viajes a caballo y que tenemos que realizar una ruta desconocida para nosotros. Gracias al mapa topográfico y a su escala sabremos la distancia que tenemos que recorrer y la brújula nos ayudara a elegir el camino correcto. Así mismo, saber la velocidad a la que marcha nuestro caballo permitirá conocer el tiempo que se empleará en cubrir la distancia. Es importante saber que se considera que un caballo tiene un buen paso a 6 Km/h, un trote contenido a 9 Km/h y un galope muy reunido a 12 Km/h. Esta es la base de la P.O.R.

La Prueba de Orientación y Regularidad, comienza en una zona denominada Sala de Mapas, donde se encuentra un mapa en el que está señalado el trazado a realizar. A éste se le denomina Mapa Maestro. El jinete dispondrá de 20 minutos para copiar en su mapa virgen el trazado. También se informará de la velocidad impuesta por el trazador para el primer tramo de la prueba. La prueba se inicia con un saldo de 240 Ptos., del que se irán restando los valores de las penalizaciones que se cometan. Las distancias para las P.O.R varían entre 10 y 60 Km., en función del nivel de competición y el tipo de prueba. Para las pruebas de nivel nacional, se obliga a portar en las alforjas un pequeño botiquín de primeros auxilios, un equipo de señalización y los útiles necesarios para poder poner una herradura al caballo en caso de emergencia. Las P.O.R no están reservadas sólo para expertos. Con unas pequeñas nociones de orientación se puede disfrutar de la maravillosa sensación de pasear a caballo por el campo, mezclada con una pizca de aventura.

PRUEBA DE MAESTRÍA DE AIRES (P.A.R)

Un caballo con buena Impulsión al paso y con un buen grado de reunión al galope, es lo que juzga la Maestría de Aires. “La flexibilidad de las caderas para arrastrar los corvejones bajo de la masa”, es el principio de la reunión, y en esto el caballo de Pura Raza Español es un auténtico especialista, siendo un candidato claro al éxito en esta prueba.

La P.A.R se realiza en un pasillo delimitado de 150 m. de largo por 1,5 m. de ancho. Es preciso recorrerlo primero al galope tratando de hacerlo lo más lento posible y sin salirse de la zona delimitada, caer al trote o que el caballo pise fuera de la línea supone un cero en la calificación. Una vez terminado el recorrido, hay que volver a desandarlo al paso, pero esta vez lo más rápido posible; que el caballo suba al trote o se salga del pasillo supondrá no puntuar.

PRUEBA DE TERRENO VARIADO (P.T.V)

El jinete de T.R.E.C se prepara para la equitación de exterior, y el caballo que se destina a la práctica de este deporte tiene la necesidad, de ser educado para poder resolver junto a su jinete todos los problemas que puedan surgir en el campo. La docilidad y la valentía del P.R.E son elementos claves para afrontarlos con seguridad, tranquilidad y confianza.

En 1983, Dominique Romande, preocupado por la técnica empleada ante las dificultades naturales durante las excursiones a caballo, decide iniciar un comité pedagógico en su región. El objetivo era analizar las acciones y comportamientos de los jinetes y caballos ante un obstáculo natural. De aquí surge este tipo de prueba.

Para realizar una P.T.V se hace preciso completar un recorrido de 16 dificultades naturales o preparadas artificialmente. La máxima puntuación obtenida por obstáculo será de 10 Ptos., puntuando la eficacia a la hora de franquearlo, así como el estilo con el que se consigue salvar la dificultad.

No me gustaría acabar sin hablar de “Niño” caballo de P.R.E. propiedad de D. José Monrové, con una trayectoria en este deporte digna de mención: 1º Clasificado en la Maestría de Aires en el Campeonato de España 2010, Medalla de Bronce en el Campeonato de Andalucía 2011, Medalla de Bronce y segundo clasificado en la Maestría de Aires y Prueba de Terreno Variado en el Campeonato de España 2012. La polivalencia y buen carácter del caballo P.R.E tiene como ejemplo a “Niño”, caballo capaz de compaginar la más alta competición con su trabajo como caballo de escuela en el Centro Hípica Campoazul, donde es maestro de innumerables niños que sueñan con ser Campeones de T.R.E.C En fin, son muchos los jinetes de otras disciplinas como la doma, el salto o el raid, los que programan dentro de sus actividades correr algún concurso de T.R.E.C durante la

temporada. La variedad de las diferentes pruebas ayudan a jinetes y caballos a salir de la rutina de los entrenamientos tan específicos. Los que se aburren en una pista, los que desean adquirir más seguridad en sus salidas a caballo por el campo, los jinetes que anhelan conseguir un buen nivel de equitación o simplemente para los que quieran disfrutar de una disciplina variada y divertida, la práctica del T.R.E.C cubrirá con seguridad todas sus expectativas.



Escribir comentario



Lupa Ibérica en la red

Lupa Ibérica en YouTube

Categorías